23 de octubre de 2015

El monje - Matthew Gregory Lewis

Hoy os traigo el último libro que he leído, El monje, de Matthew Gregory Lewis, se trata de una novela considerada gótica publicada por primera vez en 1796 y que se las trae!

Matthew Lewis la escribió cuando contaba con 21 años y tardó unas 10 semanas en tenerla terminada, se dice que el libro está inspirado en Los misterios de Udolfo, de Ann Radcliffe, una novelista británica pionera de la novela gótica de terror.

De qué va el libro?




En las casi 700 páginas que tiene mi edición digital, podemos leer varias historias principales que corren paralelas y se van intercalando cuando la narración así lo requiere. Por un lado nos encontramos a Ambrosio, un monje considerado un hombre santo, alguien con una virtud intachable, por otro lado está el Conde Raimundo, enamorado de Inés de Medina, que está en un convento debido a las supersticiones de su familia y finalmente, encontramos a Lorenzo de Medina, hermano de la anterior y enamorado de Antonia, una mujer joven e inocente que despierta la pasión de Lorenzo pero también de Ambrosio. 

Ya sé que leído así, queda un poco lioso, pero a medida que avanzamos por las páginas de El monje, todo se va colocando en su sitio para acabar confluyendo en una única trama que concluye con todas las historias completas y cerradas.
Pero no sólo de estas historias se nutre el libro, también otras secundarias harán nuestras delicias! Encontramos el relato de la Monja Sangrienta, un relato de fantasmas que no tiene nada que envidiar a muchas películas del momento, la historias de El judío errante, un alma maldita condenada a vivir eternamente, también pactos demoníacos, apariciones fantasmagóricas... 

Así pues, vamos encontrado relatos dentro de relatos dentro del relato principal, algo que podría parecer caótico pero que el autor sabe ir hilvanando de forma bastante certera, manteniendo nuestro interés y atención.

En el cine


Podemos encontrar varias películas basadas en esta novela, por un lado hubo un par de directores que lo intentaron pero que no acabarón llevando a cabo su película: Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière, en cambio tres películas sí que llegaron a ver la luz. Por un lado encontramos en 1972 la película de Ado Kyrou, luego la de Francisco Lara de 1990 y finalmente, la de Dominik Moll de 2011.

Esta última la podéis encontrar en Youtube completa y en español, mi idea es encontrar un hueco mañana para verla una vez terminado el libro y si lo queréis leer, os aconsejo hacer lo mismo... primero libro luego película porque de verdad le va a quitar emoción a algunas cosas que ocurren y que llegan a sorprender bastante, sobretodo el final... aunque no sé si libro y película acaban igual!

Mis impresiones

Miedo me da estar encontrando tantos libros que me gustan últimamente (vale, tengo Zona Uno de Colson Whitehead esperando y no hay manera de que me apetezca seguir con sus páginas) porque luego la caída es muy dura.

Voy a empezar por lo que no me ha gustado del libro, y es algo que desde siempre me ha ocurrido... no me gusta encontrarme versos larguísimos dentro de los libros, en plan alguien de golpe y porrazo te suelta cuatro páginas con un canto, versos, poemas, etc. Antes me obligaba a leerlos, ahora lo siento pero ya no. De los que nos encontramos dentro de El Monje sólo conseguí terminar uno, los demás los empecé y luego los salté, es que no puedo con eso... pero lo que a mí no me gusta, a otros les gustará.

Todo lo demás va a ser positivo ya que es un libro que me ha gustado, lo que más es esa crítica a la hipocresía de la clase monástica, es verdad que en los conventos se ejercía (¿ejerce?) un despótico poder sobre las personas que en ingresan en las órdenes, sobretodo en el caso de las mujeres.
Por lo que ha sido un feliz descubrimiento encontrarme una novela gótica dónde se ironiza sobre la hipocresía religiosa en una época en la que eso está considerado algo sacrílego, transgresor y anticlerical.

Ambrosio es un personaje muy bien caracterizado, con gran profundidad psicológica, es un "hipócrita, un violador, un traidor, un monstruo de crueldad, lujurioso e ingrato", todo esto dicho por él mismo.

Matilde (no os digo quién es) le tienta y consigue sus favores, pero cuando se cansa de ella decide atacar a lo más puro para corromperlo y nunca se arrepiente de sus actos, sino de haberlos sabido ocultar o de haber sido descubierto, es un personaje perverso pero que me hace plantearme muchas cosas. Ambrosio era considerado un ejemplo de virtud porque nunca había sufrido tentaciones, es fácil mantenerse puro cuando nada te incita al contrario, no hay frase más acertada para mí que esa de: "La ocasión hace al ladrón", si nunca hubiera sido tentado, si hubiera vivido apartado de la sociedad hubiera seguido siendo un santo, pero el contacto con la sociedad ha acabado por sacar lo que lleva dentro, y es que... todos tenemos una naturaleza que nos mueve a determinados actos y no podemos reprimirla para siempre, pero muchas veces es el hecho de tener la tentación delante lo que te hace cometer el "pecado"... entonces, ¿somos así por naturaleza o nuestra debilidad nos hace ceder a lo que se nos ofrece? Es un libro que cuando lo terminemos permanecerá en nuestra mente en forma de preguntas, de reflexiones, ¡ya veréis!

A  pesar de que la acción transcurre en Madrid hay pocas pinceladas de como era la ciudad o el país en ese momento, por lo que podría haber ocurrido en esa ciudad o en cualquier otra. 

Por último deciros que desde casi la primera página me quedé enganchada a sus historias y cosa rara, no tenía una de preferida, no me importaba seguir con Ambrosio, Lorenzo, Raimundo... cualquiera me parecía bien porque todas quería saber como continuaban. Se producen algunos cambios de ritmo, pero el interés no decrece en ningún momento, se mantiene la tensión hasta el trágico final.

Por todo lo anterior, para mí, un libro totalmente recomendable para los amantes del gótico, del terror clásico y de las perversiones literarias, a veces contadas de formas sutiles pero a veces con toda su crudeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada