30 de octubre de 2015

Zona Uno - Colson Whitehead

Por fin puedo publicar esta opinión, eso significa que ya he terminado el libro de Whitehead! No acostumbro a dejar libros a medias pero debo reconocer que a veces he sentido la tentación de hacerlo, pero he logrado terminarlo y ahora os cuento porque no me ha gustado!


La portada ya no me parecía muy atrayente, pero cuando lo empecé lo hice con ilusión, con la idea de encontrarme un libro diferente de zombis, y así ha sido realmente.

¿De qué va Zona Uno?

Nos encontramos en un mundo post-apocalíptico, donde los zombis han invadido el mundo. El origen de la plaga lo encontramos hacia el final, pero nada nuevo y sólo parece añadido por poner algo, no porque realmente sea necesario para el desarrollo de la historia.

Nos encontramos en Manhattan, la denominada Zona Uno, donde el ejército americano ha conseguido crear una zona segura en la que no pueden entrar los muertos.
Ahí cada uno tiene su tarea y nos encontramos a Mark Spitz, un superviviente que pertenece a la Unidad Omega, un grupo de civiles que se ocupa de "limpiar" la zona de skels (ahora explicaré lo que son) después de la primera limpieza del ejército.


Colson Whitehead


Skels vs Straggs


Es quizá la aportación más original del libro a la temática zombi. El autor divide en dos al colectivo, por un lado encontramos los Skels, que son los zombis de toda la vida, los que te muerden y con ello te infectan y te conviertes en uno de ellos y los Straggs, que son seres que después de ser mordidos en lugar de volverse agresivos se queden inmóviles en un lugar que para ellos fue importante y ahí permanecen.



Mis impresiones

Ya he dicho al inicio que es un libro que no me ha gustado, me ha costado muchísimo terminarlo y sobretodo, encontrar las ganas de volver a él, al final ha sido más una obligación que un deseo.

Es verdad que es un libro diferente sobre una temática que últimamente está muy de moda, precisamente por eso lo elegí, pero ¿en qué radica esa diferencia?
En Zona Uno no encontraremos acción, dinamismo, tensión... estamos delante de un libro que intenta centrarse en la introspección, en la parte más profunda de una crisis pero para mí, se ha convertido en un libro pesado y aburrido de leer.

Es un libro que no es especialmente largo, mi edición digital cuenta con 442 páginas, pero el ritmo de la narración es muy lento, nos encontramos con capítulos largos e interminables, donde hay muy poco diálogo, centrándo todo el peso de la novela en la narración y las extensas descripciones.
Su ritmo es lento, casi tanto como los Straggs! Pero a pesar de lo anterior, la prosa de Whitehead es impecable, como su estilo.

Lo que me parece sorprendente es que en una novela tan centrada en las reflexiones personales, no lleguemos a conocer al protagonista de ella, a Mark Spitz. Tenemos algunas anécdotas de su vida anterior a la Última Noche, también de donde viene su mote (Spitz fue un nadador estadounidense que logró 7 medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Munich, en 1972) y como ha llegado a Manhattan, pero yo no diría que haya llegado a entenderle y eso que la narración está hecha en primera persona por él...  Y con sus compañeros, lo mismo o peor, no son personajes que recuerde en un futuro.

A pesar de ello, debo reconocer que la elección del protagonista es la acertada, el autor ha escogido a alguien normal para narrar la historia, alguien que no destaca por nada y que antes del desastre podría considerarse hasta mediocre, pero a pesar de lo anterior, es un superviviente, ha conseguido mantenerse con vida a pesar de las nuevas reglas que imperan en el mundo y eso ya es un logro.
La figura del antihéroe que podría ser cualquiera de nosotros si el día de mañana ocurriera alguna catástrofe, sea la que sea, sin preparación quizá sólo con nuestro instinto de supervivencia podríamos llegar donde él ha llegado o no... quizá caeríamos donde tantos otros lo han hecho ya que a veces no hay un lugar seguro o no lo hay para siempre.

Por todo lo dicho, para mí, es un libro difícil de leer, que no ha conseguido engancharme hasta el final (últimas 50 páginas) y que no recomendaría a mucha gente, y mucho menos a aquellos que buscan acción y tensión!



"Entonces llegó la Última Noche y los transformó a todos"


1 comentario:

  1. Parece ser que se han puesto muy de moda todos los temas de zombies y muertos vivientes, jaja. Desconozco si el detonante fue "The Walking Dead" ó algo anterior. Me parece curioso que el autor haya definido dos clases de zombies, pero no encuentro el concepto de Stragg muy interesante. La verdad es que, si fuera aficionada a éste tipo de literatura, es muy posible que también me acabara aburriendo el libro :)

    ResponderEliminar