22 de enero de 2016

Zombi d'Or - Fernando Polanco

Buenassssssssssss, para no perder buenas costumbres del año pasado, intentaré publicar almenos una reseña al mes y que ésta sea el viernes, aunque con los libros que voy acumulando debería escribir más de una a la semana pero... ¡ya veremos!

Zombi d'Or es una novela de Fernando Polanco y sí, si el título os recuerda a Marina d'Or pues no es casual ya que ahí transcurre todo... bueno, en realidad en Bahía d'Or, ciudad de vacaciones xD

Empieza el libro con un prólogo de Paco Cabezas, que para aquellos que os quedéis igual es un guionista y director de cine, al que yo conocí con la película Aparecidos. Su escrito no tiene desperdicio y para muestra os dejo las primeras frases:

"Fernando es un friki, con todas las letras, siempre lo ha sido... Probablemente desde el día que su madre lo parió, expulsándolo al mundo como un vídeo VHS expulsa una peli de Jackie Chan." 

Diferente a muchos otros prólogos que hayáis leído, ¿verdad? Lo mismo ocurre con el libro, no podíamos encontrar un escrito serio frente a un libro que ya únicamente con el título vemos que va a sorprendernos.

Éste escrito de Paco Cabezas será nuestro primer contacto con Zombi d'Or, una novela de 155 páginas que podemos encontrar en formato digital por 3'99 euros o en papel por 14'16, aunque a mí me suena que me salió algo más barata por haberla comprado en algún kindle flash.

¿De qué va Zombi d'Or?

Polanco nos cuenta la historia de Laia, una chica gaditana de esas que a día de hoy llamaríamos frikis. Junto con sus compañeros irán de viaje de fin de curso a Bahía d'Or, un sitio frecuentado sobretodo por abueletes que van a darse masajes y disfrutar de los baños termales.
Pero durante el viaje algo ocurre y son atacados por zombis, escapan hacia Bahía d'Or y lo que les espera en el complejo es aún mucho peor.

Mis impresiones

Debo reconocer ya de buenas a primeras que no soy alguien de risa fácil, me río claaaaaaaaro, hay muchas cosas que me hacen gracia pero no me río con todo, tampoco mi sentido del humor es demasiado "normal" ya que lo que me hace reír a mí a los demás muchas veces no... que quiero decir con esto... pues que el libro es gracioso, es verdad, pero no un descojone!
Tiene su punto de humor, sus momentos en que te hace sonreir y ya por ello es diferente a los otros libros de zombis que vengo leyendo, tampoco se busca el origen del problema, ocurre y a partir de ahí vemos que ocurre sin plantear argumentos del por qué hemos llegado a esa situación.

La protagonista, Laia, me ha encantado! Cómo me gusta ver chicas fuertes que cogen las riendas de la situación y que no necesitan esconderse detrás del alfa de turno (sí, a parte de tener un sentido del humor raro también soy algo feminista!).
Es una chica que por ser diferente podría ser introvertida, tímida y retraída pero en cambio es fuerte, decidida e independiente y eso está muy bien!
Los demás personajes no tienen tanto protagonismo pero están bien pincelados, en seguida vemos su personalidad y vemos a que estereotipo representan, entonces lo que no explica el autor ya se lo otorgamos nosotros los lectores, debo destacar que me quedé prendada de la abuela de Laia, ésta tiene un punto original que nos hace quererla desde el inicio.
Los ancianos zombis también tienen su qué, es fácil ponerles rostro, quitarles la dentadura y pensar qué ocurre cuando lo haces, es darle una vuelta de tuerca al universo Z.

Zombi d'Or está narrado en primera persona, a modo de diario por Laia, vemos así pues lo que ella ve, perdemos algo de información pero nada relevante. Lo mejor de este tipo de narración en este caso, es que la historia está contada con humor, con gran riqueza de léxico andaluz (¿os había dicho ya que el escritor es gaditano?) y que no nos deja con interrogantes, no quedan cabos sueltos, por cierto, si os preguntáis porque una chica de Cádiz se llama Laia, nombre más típico de Catalunya, tendréis que leer la novela, otro guiño friki del autor.

Es un libro que a medida que avanzamos va ganando en intensidad, al inicio conocemos un poco a los personajes, nos vamos situando, vemos en qué contexto está viviendo la protagonista y sabemos algo de sus historia, la acción de verdad va ganando a medida que el autobús se desplaza dirección Bahía d'Or y aunque hay algunas escenas algo surrealistas, deseamos seguir leyendo para ver qué final nos ha preparado el escritor, aunque para lo que ha sido el libro lo he encontrado hasta algo clásico!

Es una historia que leeremos de forma rápida, no plantea problemas de comprensión ni hay excesivas y largas descripciones, en poco tiempo la tendremos terminada (yo creo que la leí en una tarde) y aunque no permanecerá en nuestra memoria por ser una super novela de zombis sí que la recordaremos por lo original y divertida que es, por ser diferente a lo anterior, y tal cual digo ésto, como tengo muchas novelas de zombis esperando quizá tenga que retractarme de mis palabras, pero para mí es una novela original y diferente.

Para ir finalizando deciros que estamos ante una novela que tiene poco de serio, bueno voy a matizar lo que acabo de escribir, es una novela seria pero que no se toma muy en serio el género Z, por ello si estáis buscando una "buena" historia de zombis, donde pasar miedo, tensión y angustia... no es vuestro libro, pero si -como yo- ya estáis algo saturados de leer siempre lo mismo, con batallas frente a hordas de zombis hambrientos y tensión máxima, pues no está mal relajar un poco el ambiente con una novela que nos sacará más de una sonrisa y luego tranquilos, que ya volveremos al zombi de dientes afilados que quiere comerse a toda nuestra familia.

Vosotros tenéis la última palabra!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada