30 de noviembre de 2016

La lotería - Shirley Jackson

Buenooooo, decía en mi entrada de Siempre hemos vivido en el castillo que quería leer de esta autora La lotería y mira, al final una tarde aburrida de sábado le dediqué 30 minutos (dudo que fueran más) al relato.

De todos los libros que he leído de Jackson creo que éste es el que más me ha gustado, Haunting of Hill House fue el primero y quizá el que más me decepcionó, no acabo de entender como se considera tan bueno, es de los pocos que he disfrutado más con la película que con el libro. Después vino el de Siempre hemos vivido en el castillo que fue un sí pero no y al final, con este relato he encontrado algo que me ha gustado de inicio a fin.



Por cierto que una vez leído el libro, no acabo de entender la elección de la portada... ni tampoco porqué el subtítulo es Aventuras del amante diablo... es de esas decisiones editoriales que no se acaban de entender!

De qué trata el relato?

El 27 de junio, en un pueblo de no más de 300 habitantes, se lleva a cabo una lotería desde hace más años de los que se pueda recordar. En la plaza se reúnen hombres, mujeres y niños que esperan ver quién es la persona afortunada que gana el sorteo, saben cual es el "premio" y que si quieren una buena cosecha, éste macabro ritual debe seguir realizándose.

Este relato fue publicado el 26 de junio de 1948, un día antes de que el ritual del libro se realizara.

Mis impresiones

Debo decir que a mí las actuaciones grupales siempre me han fascinado, que un colectivo se ponga de acuerdo para emprender una acción me parece muy interesante y si es para algo bueno lo puedo entender -casi- sin problemas, pero cuando es para algo tan macabro como lo que ocurre en La lotería me parece aún más digno de estudio, me gustaría saber que mueve realmente la consciencia de masa, dejando de lado el individualismo y la propia libertad para adaptarse a la colectividad y eso es lo que encontramos en este relato de no más de 30 páginas.



La lotería se desarrolla en verano y tiene su lógica porque a lo largo de los años muchos han sido los rituales realizados para favorecer las cosechas y ese es el miedo a la hora de abandonarlos, quizá suprimir una tradición puede llevar a que la recogida de grano sea mala y eso acarrearía problemas de hambruna, entonces, ¿cómo alguien puede ni siquiera pensar en no llevar a cabo esa importante tradición? y si eso pasara, ya están los más ancianos del lugar para recordar a los jóvenes que puede ocurrir si no se cumple con lo que toca. Realmente este relato podría haberse escrito hace dos días y le encontraríamos paralelismos con la sociedad actual, donde se mantienen tradiciones bárbaras, defendidas por unos pocos basándose en que son cultura y que siempre se han realizado. 

Así pues, la persona no tiene nada que decir, debe acatar lo que el pueblo decide y si ya nos adentramos en lo leído, quién tiene aún menos voz y voto es la mujer, eso queda reflejado perfectamente en una escena donde una de las vecinas del pueblo llega algo tarde a la lotería porque tiene que dejar los platos fregados, algo que cuando leí me hizo hervir la sangre! Pero no sólo por este detalle, son los hombres quienes tienen el destino de la familia en sus manos y excepto en alguna ocasión, ellos marcan al ganador del ritual.

Es un libro fácil de leer, que nos ocupará menos de una hora, que cuando empecemos no podremos dejar y seguro que durante un rato pensaremos en aquello leído, e incluso puede que perdure durante bastante tiempo en nuestra memoria. No es un relato de terror o no al uso, no hay elementos sobrenaturales que nos lleguen a asustar, en La lotería lo que da miedo es el ser humano pero no esas personas que consideramos malas, al contrario, las personas que nos asustan son "normales", podrían ser nuestros vecinos o nosotros mismos y si encontraramos la suficiente justificación, quizá actuáramos igual sin vacilar, ¡quién sabe!

Es una historia que vale la pena leer, no nos robará mucho tiempo y deja un buen sabor de boca, ya os digo, de momento de lo que he leído de Jackson es lo que más he disfrutado. Es verdad que no es algo que a día de hoy nos puede sorprender, incluso podríamos pensar que el argumento es algo pueril, pero como siempre debemos intentar contextualizar el momento en qué fue publicado y precisamente se armó un cierto revuelo con lo que en el relato se cuenta, vamos, que es ahora que ya nada nos sorprende ni impacta, nos hemos habituado a la muerte en directo y un ritual macabro no podrá llegarnos de la misma manera que lo hizo cuando fue publicado, pero no por ello le tenemos que quitar mérito, dicho de otro modo, la culpa no es del relato, es nuestra!

En fin, a pesar de que se considera a la escritora una de las grandes novelistas americanas, que influenció a King o Matheson... pues que queréis que os diga, después de tres historias leídas, no debería seguir leyendo sus libros ya que el resultado es desigual, sólo me ha gustado uno de tres y quizá es porque es corto... si fuera una de sus historias largas, ya veríamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada