27 de julio de 2016

La chica de al lado - Jack Ketchum

Buenoooooo, vuelvo con uno de esos libros no aptos para todos los públicos, que creo que realmente son mis preferidos! Aunque se me hacen un poco difíciles de encontrar y los voy alternando con todos los de terror que se cruzan en mi camino!


Esta vez no me he guiado por la portada, no es que me guste demasiado y tampoco fue lo que me incitó a leerlo, a saber donde leí sobre él y aprovechando que no conocía al autor, decidí ver si era tan sádico como se decía y que tal escribía Ketchum y oye, ha sido un buen descubrimiento, tengo ya Al acecho esperando su turno y aunque tengo varios libros empezados no creo que tarde mucho en darle su oportunidad. Es una novela que se publicó en 1989 y es la cuarta del escritor.

¿De qué trata el libro?

La novela está ambientada en los años 50, estamos en verano y en un barrio de lo más normal, ahí conocemos a un grupo de chicos que se preparan para disfrutar de las merecidas vacaciones. 
Pero las cosas cambian cuando Meg y Susan van a vivir con su tía Ruth y sus tres hijos, ellas han quedado huérfanas y su tía es el familiar que les queda.
Poco a poco las cosas irán de mal en peor cuando la mujer empieza a maltratar física y psicológicamente a las dos chicas, aunque su odio se centra especialmente en la mayor, Meg.

Basada en un hecho real

Pues sí, podéis buscar en Internet la historia, en resumen os contaré que una mujer: Gertrude Baniszeski quedó al cargo de dos chicas, hijas de dos empleados del circo. La mujer ayudada por sus hijos y otros jóvenes del vecindario se dedicó a torturar a las dos pero centrándose sobretodo en Sylvia, a la que no soportaba. No os cuento nada más porque acabaría siendo un spoiler del libro y no es la idea.

Películas basadas en la historia

Encontramos dos películas basadas en la historia, por un lado tenemos An American Crime que está basada en el caso de Sylvia Likens y luego The Girl Next Door, que lleva el mismo nombre que este libro y que está basado en la historia novelada por Ketchum, o sea que si queremos ver la peli tenemos la opción, aunque lo suyo es primero leer el libro y luego ir a por el film.

Aquí os dejo el Booktrailer de la segunda:



Mis impresiones sobre el libro de Ketchum

Y por fin, aquí llega mi opinión sobre el libro!

El inicio del libro es algo confuso, no acabas de entender quién explica la historia y por qué, pero eso son muy pocas páginas, enseguida retrocedemos al episodio que el narrador, David, nos quiere contar, intuimos enseguida que va a ser algo muy grave que le ocurrió cuando era joven, ahora cuenta con 41 años, suma dos divorcios y casi un tercero y es en este momento en el que repasa su vida y la dura experiencia que vivió.

La novela está ambientada en los años 50 y todos los personajes son niños/adolescentes a excepción de Ruth, la adulta que debería parar todo lo que ocurre pero que en cambio lo inicia, alienta y fomenta. David nos cuenta la historia de forma precisa, tan sólo puede explicarnos lo que presencia y sabemos que hay muchas otras cosas que están ocurriendo pero que desconocemos al no estar nuestro narrador en el momento en que ocurren, incluso en algunas ocasiones se autocensura diciéndonos que hay algunos detalles que no nos contará porque no se ve capaz de ello y después de todo lo que nos ha contado ya... nos tenemos que imaginar sí o sí que puede ser más grave que lo que ya conocemos.

Ketchum hace un excelente trabajo de investigación de la historia real, va reuniendo lo que se cuenta en los periódicos, el juicio, los detalles que van surgiendo y a partir de toda esta información novela la historia que nos atrapa desde que empieza. Meg es una chica que desde el primer momento me gustó, valiente, decidida, directa, sin miedo a nada, no es la típica chica que tiene que ser protegida, ella se vale por si misma y eso nos gusta y quizá es lo que no soportaba su tía... quizá por eso, por la empatía que se genera enseguida hacia ella es por lo que todo lo que ocurre se hace más duro de leer, nos ponemos en su lugar y no queremos que sigan haciéndole daño, aunque claro, nuestra opinión realmente poco cuenta, la historia sigue hasta el final queramos o no.

No es una novela de terror donde ocurren sucesos paranormales, donde hay fantasmas o hechos inexplicables, al contrario, aquí el terror reside en lo normal, en la forma de comportarse de unas personas que son aparentemente normales pero que se comportan como el peor de los monstruos, es un estilo que usa mucho Stephen King, coger algo normal y convertirlo en algo que de miedo de verdad, supongo que por eso el de Maine ha alabado varias veces la escritura de Ketchum.

La historia empieza de forma algo lenta y va ganando en tensión e intensidad a medida que avanzamos, se vuelve más dura y más cruel, nos perturba pero a la vez nos mantiene enganchados a su lectura. A pesar de que no me considero una persona sensible y a libros anteriores me remito... hubo un par de momentos en que me desagradó de verdad lo que leía, creo que fue porque llegué a sentir más empatía por Meg que por otros personajes de otros libros, entonces supongo que lo leía de forma más objetiva y no me afectaba igual, esto es obviamente algo que me encantó! No hay mejores libros que esos que hacen sentirte algo, sea asco, dolor de estómago lo que sea y cada vez se me hace más difícil o sea que cuando ocurre, me alegro. PERO eso implica que no es un libro apto para todo el mundo, tampoco para aquellos que gustan del terror sobrenatural pero a quienes les disgusta y sufren con la casquería, la sangre, las torturas y un largo etc.

Es un libro bastante retorcido y más cuando sabemos que está basado en hechos reales porque ves que una vez más la frase de Homo homini lupus: el hombre es un lobo para el hombre, sigue siendo verdadera, nosotros somos nuestra peor pesadilla, no lo que se esconde debajo la cama o un armario, no los muertos, sino nosotros mismos y por ello, el maltrato físico y psicológico aumenta de intensidad a medida que va ocurriendo y nosotros como lectores, cada vez esperamos algo peor.

El autor no se recrea en los detalles, pero tampoco los omite ni los exagera para convertirlo en algo más macabro, su lenguaje es sencillo y directo y nos da muchas escenas para imaginar, nuestra mente imagina lo que no se nos cuenta, las torturas, el sadismo... y tanto podemos imaginar las escenas desde el lado de la víctima como el de los torturadores y llegamos a sentir como Meg que no hay manera de pararlo, que da igual si lo sabe o no la policía porque realmente nadie va a hacer nada.

La chica de al lado es uno de esos libros que no terminan cuando cierras el ebook, tienes que pararte a pensar en las consecuencias de lo que has leído, a mí lo que más tiempo me ocupó el pensamiento fue la figura de Ruth, es una mujer adulta, con hijos, que vive resentida y que permite a los chicos todo aquello que sus padres les prohiben, con ella pueden fumar, beber alcohol, leer revistas que por su edad no tocaría o ver programas que tampoco son para ellos... en fin, es una de esas madres "guays" porque te tratan como un adulto aunque no es oro todo lo que reluce.

Enseguida que conocemos a Ruth vemos el odio que ella siente contra el mundo, los hombres, las mujeres... no es extraño que deteste a Meg casi enseguida, ella es joven, guapa, virgen y por todo ello se merece lo que le pasa. Pero lo que yo me preguntaba una vez terminado el libro es si Ruth alguna vez hubiera dejado aflorar su personalidad si no hubieran aparecido las dos chicas en su vida, porque hasta el momento no era una buena madre ni seguramente mujer, pero no estaba tan trastornada como se nos muestra luego, la llegada de las dos chicas son el detonante para desatar su locura, seguro que ya estaba ahí pero ¿sin un detonante hubiera explotado? Ella vivía sin mujeres, sólo con sus hijos y los amigos de estos, pero no había ninguna mujer que le hiciera sombra o sea que ve en Meg una rival imagino, alguien deseable que puede quitarle protagonismo, se sentía celosa de ella y por lo tanto, justifica todo lo que le hace por ser una chica y sobretodo, una puta.

En fin, después de todo lo dicho... ¿lo vais a leer? es en definitiva un libro fácil de leer por el estilo, por los diálogos largos, las frases cortas, su lenguaje no es difícil pero en cambio su contenido es lo que lo hace difícil y la tensión creciente no ayuda pero si en cambio nos hace desear saber y seguir hasta el final.

20 de julio de 2016

La condesa sangrienta - Alejandra Pizarnik

El libro que os traigo hoy es algo diferente a los que llevo reseñados hasta ahora, Alejandra Pizarnik a través de unas pocas páginas consigue realizar un retrato del sadismo de la condesa Erzsébet Báthory. Fue escrito en 1971, aunque mi edición es de 2009.


¿De qué trata el libro?

Alejandra Pizarnik se basó en el texto Valentine Penrose: La Comtesse Sanglante (1957), libro que he apuntado ya en mi lista de pendientes, así pues Pizarnik que admiraba a Penrose escribió con su particular estilo algunas de las atrocidades cometidas por la condesa.


Mis impresiones

                   El criminal no hace la belleza, 
                   él mismo es la auténtica belleza.
                        J. P. Sartre

Lo primero de todo, lo que más me llamó la atención a la hora de elegir el
libro es la portada, no creo que tardemos más de tres segundos en darnos cuenta de que los elementos que en ella aparece son lo de menos, lo importante es lo que forman: una mujer que se abre de piernas para nosotros y en medio, en la entrada algo rojo que parece salir de la "puerta".

Pero no es la única imagen que nos llama la atención, el libro está lleno de ellas, todas realizadas por Santiago Caruso, un  joven ilustrador argentino cuya web vale la pena visitar (podéis entrar aquí), iré intercalándolas mientras os voy contando mis impresiones.

Supongo que la mayoría sabréis de quién estamos hablando, la condesa Erzébet Báthory (1560-1614) fue una aristócrata húngara que se casó con un conde a los 15 años, cuando su marido murió descubrió su verdadero rostro y empezaron las torturas a jóvenes en el castillo. Se la relacionó con la brujería debido a las sirvientas que la rodeaban y a su obsesión por mantener la juventud a través del uso de la sangre de chicas, cuanto más jóvenes mejor y a poder ser, que fueran vírgenes. Se dice que mató a 610 chicas debido a que escribió el nombre de ellas en un cuadernillo que fue encontrado en su habitación.

La condesa sangrienta no es un libro largo, en mi iPad ocupaba alrededor de 100 páginas, con letra bastante grande y cada ilustración ocupaba la páginas entera, o sea que su lectura no os llevará más de una hora a lo sumo. Está dividido en 12 capítulos y en cada uno encontramos una forma de tortura. Acaba el libro con un capítulo dedicado a la autora y otro al ilustrador.

Virgen de Hierro

"Sentada en su trono, la condesa mira torturar y oye gritar. 
Sus viejas y horribles sirvientas son figuras silenciosas que traen fuego, cuchillos, agujas, atizadores; que torturan muchachas, 
que luego las entierran. Como el atizador o los cuchillos, 
esas viejas son instrumentos de una posesión. 
Esta sombría ceremonia tiene una sola espectadora silenciosa"

Nos cuenta al empezar la recopilación de torturas que Penrose se desentiende de la perversión sexual y de la demencia de la condesa y sólo se centra en la belleza del personaje, en esta obra en cambio, de forma bastante objetiva como si fuéramos un espectador, se nos van contando las diferentes torturas a las que son sometidas las jóvenes. Se cuenta de forma directa, sin recrearse en los actos, en las torturas en sí pero sin omitir detalles, es interesante de leer ya que la autora nos da las pautas para que nuestra imaginación realice el resto, las ilustraciones ayudan también a ello, aunque en ningún momento sabemos que piensa Báthory o qué padecen las chicas, sólo conocemos los hechos.


Muchos métodos de tortura los conocemos aún ahora, en muchas ciudades hay museos con artefactos que fueron usados para torturar y vemos que llevan años usándose, recordemos que la condesa nació en 1560... o sea que imaginad la de años que se han usado! Lo terrorífico es que podríamos "entender" la tortura como método para sacar información a los presos, pero la condesa no quería nada de sus víctimas, simplemente su sangre y disfrutaba llenando su bañera con ella, pero eso es algo que podría haber conseguido de forma más o menos rápida, únicamente hacía falta una víctima atada y un cuchillo, pero a ella parecía que le gustaba ensañarse sádicamente con las chicas.

Jaula mortal
Así pues, los capítulos que componen el libro se dedican a la Virgen de Hierro: en cuyo interior se coloca a una muchacha, la virgen la abraza y en sus senos aparecen cinco puñales que atraviesan a la chica, la muerte por agua aprovechando el frío y que se congela encima de sus víctimas, la Jaula mortal que está adornada con cuchillos y puntas de acero que la víctima se clava cada vez que se mueve, las torturas clásicas, donde se usaba la flagelación, atizadores enrojecidos al fuego, cizallas y tijeras...

Báthory fue un personaje que resulta interesante, en su momento su nombre debía producir muchísimo miedo, a medida que aumentaban los rumores alrededor de su persona imagino que cualquier jovencita debía sentirse aterrorizada al ver su carruaje negro o sólo por tener que ir al castillo, eran otros tiempos pero los rumores han existido siempre y aunque pocas escaparon, las desapariciones en la zona debían ser fuente de habladurías.

A día de hoy, parece ser la mujer que más muertes cuenta en su haber, a pesar de que a muchas no las mató ella sino sus sirvientas, si fueron instigadas por ella y todo por pensar que la sangre la llevaría a no envejecer, así pues, no es extraño que las mujeres a día de hoy nos preocupemos por los signos de la edad, ya nos viene de lejos! Pero ella fue algo más lejos, practicaba la magia negra, tomaba hierbas mágicas, poseía amuletos y sobretodo, realizaba los famosos baños de sangre y estos parece que fueron debidos a la influencia de Darvulia, una bruja que creía en los poderes del fluido humano, de esta forma se sometía al envejecimiento, pero a medida que pasaban los años Darvulia desapareció, me imagino porque temía la cólera de la condesa cuando viera que el paso del tiempo seguía haciendo mella en su aspecto y la nueva hechicera le dijo que la culpa era de la sangre plebeya así pues, en lugar de sangre roja se necesitaba sangre azul e incluso del secuestro y asesinato de hijas de gentilhombres logró librarse hasta que finalmente debido a todos los informes presentados en su contra el rey decidió indagar en el castillo de Csejthe y entonces como ahora, la nobleza nunca acaba pagando sus deudas, a pesar de los cadáveres, de los relatos y todo lo demás, el rey la condenó a ser encerrada en su castillo, en una prisión perpetua donde murió pero parece un pobre castigo frente a la muerte de cerca de 610 chicas.


El libro está escrito en un lenguaje sencillo y fácil de entender, sin palabras rebuscadas, es directo y no se centra en los detalles, está escrito de forma bastante objetiva y práctica, no le sobra ninguna página y la autora no escribe para llenar, al contrario, ha realizado un resumen del libro de Penrose (imagino), bastante esquemático y con pinceladas de cada tortura, pero sin adentrarse en nada.

Hay algunas cosas que no me han acabado de gustar del libro, quizá porque son cosas que esperas cuando lo empiezas y ves que al terminar eso no se ha cumplido...
Lo que esperaba del libro y no me ha dado, es la visión de la condesa, qué debía pensar ella durante las torturas, le molestarían los ruidos, los chillidos, los disfrutaría? Evidentemente no sería algo basado en la evidencia, sería la opinión de la autora... pero me hubiera parecido interesante.

Tampoco me ha acabado de gustar esta total independencia de un capítulo al otro, no hay un hilo conductor, como mucho la presencia de la condesa o la participación en las torturas, pero es una relación de ellas, no sabemos cuando ocurrían, como eran elegidas, por quién... se hace raro de leer un texto donde nada quede unido a lo anterior, donde todo parezca estar ahí sin nexos, de forma independiente y es de las cosas que más nos chocan cuando vamos avanzando por los diferentes capítulos ya que si bien la condesa es el nexo, es un nexo que no aporta nada porque nada sabemos de ella, de lo que siente o padece o del por qué.

Y sobretodo, lo que más extraño me ha parecido es el estilo de la escritora, que al ser la única obra que he leído no sé si es el habitual... la total objetividad con la que se explica cada cosa, no me ha llenado, no lograba trasmitirme todo lo podría, parece que nos esté contando la lista de la compra, sin emociones, sin sentimientos. Me ha faltado la parte más humana de la narración, ya sea al tratar a las víctimas como al tratar a la condesa.

Así pues, lo recomiendo en parte, porque no es un libro difícil de leer y en nada lo tendremos terminado, pero hay bastantes aspectos que no me han gustado. Para los que conozcáis un poco sobre los métodos de tortura y sobre la vida de Báthory, creo que os puede resultar interesante, a mí me lo ha parecido a pesar de no convencerme del todo.

18 de julio de 2016

Bloody House - Javier Haro

Hoy vengo con otro libro que he leído hace nada, pero que no me ha gustado! Realmente prefiero hablar de los que me gustan porque creo que trasmito mejor el por qué, con más vehemencia, en cambio con los que no me gustan siempre soy o intento ser algo más cauta ya que lo que aquí escribo es sólo mi opinión y puede ser que a los lectores les encante ese libro... pero aquí estamos otra vez con un libro que no recomendaría ni en sueños.


Ya veis que la portada nos dejaba bastante claro de que trataba el libro, bueno y el título también Casa Sangrienta ya nos hacía pensar en casas encantadas, en Amityville... vamos, que yo ya me monté mi película sólo viendo portada y título y realmente no iba desencaminada, es un libro que trata sobre una casa encantada, aunque sin aportarnos nada nuevo... en fin, ¡vamos allá!

¿De qué trata el libro?

La familia Proctor ha decidido mudarse al 214 de Green Road, pero pronto Alan el hijo mayor empieza a tener una rara sensación, se siente observado, se oyen ruidos extraños... a medida que pasan los días su carácter va cambiando y sus padres, hermanos y novia llegan a temer aquello en lo que se está convirtiendo.



Mis impresiones

Madre mía, ya puedo organizarme porque hay tantas cosas que contar que puede ser un caos!

El título no debe despistarnos, a pesar de estar en inglés el autor es español y por mucho que lo he pensado, no entiendo porque ha decidido escribirlo en otro idioma... eso sí, luego en español encontramos: La morada del mal.
La imagen de la portada es bastante simple, una casa y sangre que baja desde arriba, llama la atención y nos dice mucho sobre su contenido pero no me gusta.

La historia debería reescribirse corrigiendo los errores gramaticales que contiene y que nos asaltan desde sus primeras páginas, faltan acentos, letras omitidas... en fin, he leído libros mucho peores pero no estaría de menos una revisión.

Otro problema que plantea su lectura, que no he encontrado a menudo y que como no sabía muy bien como explicarlo os enseñaré en fotos es el siguiente:

 


¿Veis? Por mucho que amplíes la letra o la hagas más pequeña... da igual, nunca el inicio del capítulo cuadra con el inicio de la página, muchas veces te empieza a la mitad, al final... y ya os digo, no depende de tamaño o de estilo de letra. Eso no es que complique la lectura, pero no me gusta, no está bien acabado.

Van tres cosas negativas ya, vamos a por más: el uso repetitivo de nombre y apellido a lo largo del libro, me ha parecido extraño y he llegado a encontrarlo insufrible! A lo largo de las diferentes páginas se repite el apellido Proctor 218 veces... el autor -generalmente- no llama a la gente sólo por el nombre sino que nos encontramos a: Alan Proctor, Laura Proctor y John Proctor hasta la saciedad, con la novia del hijo pasa algo parecido pero no tan exagerado y los únicos que se libran son los hermanos pequeños, ellos simplemente tienen el nombre... es muy raro de leer, de verdad, al principio te sorprende y al final te cansa y hace la lectura más tediosa.

Y una vez dicho esto, aún nos queda hablar de personajes, argumento... Respecto a los primeros, los personajes no están bien caracterizados, nos encontramos muchos clichés iniciales y luego a medida que avanza la historia el padre "desaparece" y deja de tener peso en su desarrollo y la madre se convierte en un ser histriónico que no sabes por donde cogerlo, la intervención de los curas en la historia es de risa, de verdad que parecía una parodia más que un libro serio.

El argumento está lleno de escenas vistas en miles de películas, no aporta nada nuevo a nuestra visión de la posesión o de las casas encantadas, parece que haya una lista de escenas a usar y vayan ocurriendo unas detrás de otras... en fin, que poco aporta al género, y respecto a si nos da miedo o no... realmente son tantas las cosas que he ido encontrando que me han desagradado que cualquiera se concentra para sentir miedo.

El autor intenta intrigarnos de una forma poco eficaz, por ejemplo recuerdo una conversación telefónica donde una persona le decía a otra que lo que tenía que contarle era tan importante que no podía hacerlo por teléfono, ¡ole! ahí te esperas enterarte de vete a saber qué... pues cuando se lo cuenta, tu cara es de: ¿en serio? ¿Para esto hemos esperado? ni siquiera era para alargar más la historia, estoy convencida... era más bien para crear tensión y ya os digo que no lo consigue.

Es un libro que se lee muy rápido, muy corto y que no incluye palabras raras que nos dificulten el avance, por eso lo terminé bueno y a ver, también tenía curiosidad por saber como se desarrollaba todo, pero ya os digo que no es un libro que valga la pena leer. Realmente al terminarlo no le encontré nada positivo que anotar y en cambio la lista de cosas negativas iba creciendo.

Después de todo lo dicho, está bastante claro que no lo recomiendo a nadie y ya veremos si leo algún otro libro del autor, porque ahora mismo gracia no me hace.

14 de julio de 2016

616. Todo es infierno - David Zurdo & Ángel Gutiérrez

Tengo tantos libros para reseñar ahora mismo que me puedo permitir el lujo de elegir que me apetece contaros... hoy me he decantado por 616. Todo es infierno, no porqué sea un libro que me gustó sino porque mirando las portadas de los libros leídos, la suya me sigue atrayendo.


Ese fondo negro, con las llamas y en medio el número y el título que hace referencia al infierno... en fin, eso fue lo que me atrajo en su día para leerlo y lo que me sigue atrayendo hoy para contaros sobre él.

Es un libro que fue escrito en 2008 y en mi iPad ocupa algo más de 500 páginas, claro que va en función de la letra y de su tamaño...

¿De qué trata el libro?

El padre Cloiser pertenece a un grupo secreto del Vaticano, los llamados Lobos de Dios, que se ocupan de investigar los sucesos paranormales que ocurren en todo el mundo. En su camino se encontrará con la frase: "Todo es infierno" escrita en los lugares más insospechados y ésta le llevará aa descubrir una verdad que cambiará su -y nuestra- percepción del mundo.

Mis impresiones

Empezamos por el título... una vez leído el libro, vemos que eso de "Todo es infierno" no cuadra mucho con la Verdad que se desvela, es cierto que algo más explícito podría ser un spoiler pero tampoco es muy acertado poner algo que no se ajusta a la realidad. Y respecto al número voy contaros de donde sale el número 616, no es un secreto que os desvele trama del libro y además, en una entrevista que leí hecha a los autores lo explican e incluso, si tenemos algo de tiempo podemos buscar en Google sobre el 616, veréis que os salen muchos escritos sobre cual es el verdadero número de la Bestia, si el 616 o el más conocido 666. Según el libro:

"(...) Aunque la mayoría de la gente creía que el número de la Bestia es el 666, eso no es correcto. Se trata de un error basado en la alteración neotestamentaria realizada en los tiempos del emperador romano Nerón (...) Su cifra numerológica 666, fue introducida por los primeros cristianos sustituyendo al original 616 en el Apocalipsis. Ese cambio quedó fijado por el tiempo y llegó hasta nuestros días."

616 es un libro fácil de leer, entretenido y que nos engancha al inicio, queremos saber hacia donde conducen todos los descubrimientos y que es esa Verdad de la que se habla en todo momento, hacia donde nos llevará todo. Pero a pesar de las ganas de saber que nos mueven, a pesar de incentivar nuestra curiosidad, para mí no es un libro especialmente bueno, vamos que no lo recomendaría.

La historia es bastante original y eso a día de hoy es algo difícil, parece que ya está todo escrito, que se ha hablado de todo y están exprimidos todos los argumentos y yo creo que se le podría haber sacado mucho partido a la Verdad que se descubre en el libro -la Verdad con mayúsculas-, pero la sensación que te queda cuando lo terminas es de decepción, no es una buena novela, al menos para mí claro... 

La novela está contada por un narrador omnisciente, éste nos sitúa donde transcurre la acción en el momento en que ésta se produce, así pues, a lo largo de la historia saltaremos entre diferentes personajes, por un lado tenemos al padre Cloiser que carga con buena parte del peso de la novela, por otro la psiquiatra Audrey Barret que no llega a trasmitirme mucho y menos el dolor que siente, también conoceremos a Daniel, un anciano deficiente cuyo papel no acaba de estar bien desarrollado y al final, conocemos a Joseph, un bombero que ayudará a unir las piezas para llegar al desenlace.
El personaje mejor desarrollado es el de Albert aunque después de todo lo que le llegamos a conocer y lo que vivimos con él,  al final actúa de forma poco coherente con su personalidad y eso nos hacer rechinar un poco los dientes.

Es un libro largo o al menos a mí se me hizo algo largo, que empieza bastante bien pero luego se desarrolla de forma lenta y se precipita en el desenlace, parece que después de lo que hemos tardado en llegar tengamos prisa por terminar! 
Y os voy a contar lo que más me ha disgustado de la historia: el epílogo, ¡lo siento pero no! La tónica del libro es algo pesimista, siempre estamos entre Dios y el Diablo, los problemas de la humanidad, el hambre, la violencia... y cuando hemos terminado ya, descubierto todo lo que había por descubrir, nos hemos horrorizado por lo que ocurre en el mundo... ¿¿luego resulta que terminamos con un final feliz?? Esas últimas páginas se las podrían haber ahorrado y haberlo dejado como estaba, creo que me habría gustado más y no me habría sentido tan traicionada por lo leído.


En fin, para ir concluyendo, no es un libro que recomendaría, el argumento era bueno pero poco más, los personajes no han conseguido trasmitirme mucho, el ritmo se me ha hecho algo pesado a veces, el desenlace es demasiado precipitada y el epílogo sobra. 


8 de julio de 2016

El hijo de Rosemary - Ira Levin

Realmente mi intención desde el primer momento fue leer este libro ya que La semilla del diablo la había leído muchos años antes, pero cuando lo iba a empezar pensé que era mejor perder unos días más en releer el primero y tenerlo todo algo más fresco, antes que lanzarme directamente a la segunda parte y mira, estoy contenta de haberlo hecho porque aunque La semilla no es un libro maravilloso y de terror tiene más bien poco, éste me ha desagradado desde casi el primer momento.


La idea era interesante, porque a todos nos gusta saber como siguen las historias, ¿no? o sea, el se casaron y fueron felices para siempre no nos vale... ¡yo quiero saber qué pasó luego!
Así pues, una vez leído como fue concebido el bebé de Rosemary, sólo nos quedaba saber que ocurrió luego y es lo que nos encontramos en este libro.

Han pasado bastantes años entre uno y otro, ya que La semilla fue escrita en 1967 y en cambio El hijo de Rosemary se publicó en 1997... ya veis, 30 años han pasado entre uno y otro. Y mira... por mi parte, si nunca se hubiera escrito esta segunda parte pues tampoco habría pasado nada :(

Ya os contaré porque me ha gustado tan poco.




¿De qué trata?

Cuando empezamos en libros nos encontramos que después de 27 años en estado de coma, Rosemary despierta en un sanatorio en 1999. Su hijo Andy es el líder de los Hijos de Dios, una fundación que pretende hacer de la llegada del nuevo milenio un acontecimiento histórico, pero algo terrible esta a punto de ocurrir.
La continuación de La semilla del Diablo arranca en Nueva York a finales de 1999. En el umbral del nuevo milenio, Rosemary se reúne con su hijo y se libra la batalla definitiva entre el bien y el mal.


Mis impresiones

Con este libro voy a tener un gran problema porque lo encuentro no malo, sino lo siguiente multiplicado por  diez, es malo a rabiar y me da mucho rabia haber perdido mi tiempo con él y no me gusta esto de sentirme estafada y decepcionada y encima escribir esta opinión, será porque siempre prefiero escribir sobre libros que me han gustado... pero esta opinión también la debo escribir para que nadie pierda el tiempo con él!

La idea es buena, o sea, lo que os decía antes, saber lo que ha ocurrido años después de algo a mí siempre me encanta y a la vez me da mucho miedo, lo mismo me ocurrió con Doctor Sleep, que es la segunda parte de El resplandor de Stephen King, disfruté tanto con la primera que miedo me daba saber lo que había hecho el señor de Maine, que tiene libros buenísimos pero luego tiene libros que odio profundamente. Con este libro no se me ocurrió que pudiera ser tan malo, porque a ver... si el primero estaba bien, dentro de lo malo que tenía (no daba miedo en absoluto, predecible, el papel de tonta de Rosemary...) pues pensaba que seguiría un poco la línea anterior, no que se cargaría este libro y el otro, porqué sí... de forma retrospectiva y al final de la novela el maldito de Levin se carga lo que ya había escrito! No os voy a contar como ya que tampoco os haré un spoiler, aunque lo haría si así os pudiera obligar a no leerlo...

Pero no es sólo eso lo malo, no sólo se carga el primer libro, es que Ira escribió este libro con toda la desgana del mundo y mira que es el último libro que nos legó ya que murió en 2007, pero supongo que fue un libro por el que le pagaron mucho dinero y claro... no había unas ganas reales de volver a la historia, sólo ganas económicas y ni así... parece realmente que lo haya escrito otra persona y él se limitó a poner el nombre sin ni siquiera ver como acababa!

El hijo de Rosemary es un libro sin sentido, lleno de escenas que no hay por donde cogerlas, con diálogos bastante absurdos y por si fuera poco, cuenta con una traducción nefasta, con expresiones traducidas literalmente del inglés que no se entienden y con escenas que están escritas de manera tan absurda que no llegas a entender, muchas veces tuve que volver atrás porque no sabía como habíamos llegado a ese punto y continuar luego sin tenerlo aún claro.

Es un libro que no sólo no da miedo, sino que encima se carga la intriga y el misterio que tenía el primero, también el ambiente opresivo del edificio Bramford se pierde y no hay forma de recuperarlo, o sea, todo aquello que era positivo en el primero desaparece y lo malo es peor. Rosemary es menos tonta, eso es verdad y raro a la vez, quiero decir... recordemos que ha pasado 27 años en coma, ¿pues no va la tía y se levanta tal cual y se adapta perfectamente al mundo tantos años después? Parece que lo único que la preocupa es la cara que tiene y que no se adapta a su nueva edad, pero por Dios, ¡en 27 años han cambiado miles de cosas! Ah pero para ella, no pasa nada, la mujer ingenua y boba se ha convertido en un ser inteligente y adaptativo, ¡ja!

Estamos frente a una historia predecible y prescindible que preferiría no haber leído nunca, la historia, los personajes, el final sobretodo el final, es todo decepcionante, vergonzoso, un sinsentido, por favor, no perdáis el tiempo en su lectura!

¡No lo leáis!


5 de julio de 2016

La semilla del diablo - Ira Levin

De forma sorprendente llevo unos días que me ha dado por el terror clásico, por esas novelas que en su día no leí pero que en cambio si vi las películas y me encantaron... ¿de cuáles hablo? Pues de La semilla del diablo, de El hijo de Rosemary y de La profecía... sólo ahora me he dado cuenta de que hay un libro en el que se inspiraron (aunque éste libro ya lo había leído) y que es medio bueno, eso sí, las películas que se hicieron a posteriori, fueron adaptaciones muy fieles.

Hoy voy a por la primera de las tres que os he dicho antes: La semilla del diablo de Ira Levin, aunque hay una cierta confusión con los nombres, ya que su título original fue Rosemary's Baby o sea, El bebé de Rosemary y luego años después el autor escribió una segunda parte (que me tiene muy enfadada) que se llamó: Son of Rosemary, o sea, El hijo de Rosemary, ya veis que son títulos parecidos y que pueden llevar a confundirnos y más cuando en español la primera se llamó La semilla del diablo, que ya me diréis... ¿a quién se le ocurre? porque está claro que ¡ese sí es un spoiler en toda regla! se tiene que ser gilipollas para traducir un título revelando un detalle tan importante en él! A mí realmente me dio igual a la hora de leer el libro porque es la segunda vez que lo leo y también porque al haber visto antes la peli tenía muy claras ciertas cosas a pesar de los años que han pasado, pero ¡no se puede traducir de esta manera!


¿De qué trata el libro?

Esta vez he cogido la sinopsis que aparece en los libros ya que realmente está muy bien resumido:

Rosemary Woodhouse y su marido, Guy, un actor poco reconocido que lucha por abrirse paso en su carrera, se mudan a un edificio de apartamentos neoyorquino, el Bramford, signado por una fama ominosa y habitado por ancianos. Roman y Minnie Castavet, vecinos de los Woodhouse, acuden a darles la bienvenida e intentan, por todos los medios, establecer relación con ellos. Rosemary se muestra renuente a frecuentarlos, no sólo porque los considera extraños sino también por los misteriosos ruidos procedentes de su apartamento. Guy, sin embargo, parece sentirse encantado con los Castavet. Poco después de que su marido haya conseguido un importante papel en Broadway, Rosemary queda embarazada, y los Castavet empiezan a mostrarse especialmente interesados por su salud. Mientras se siente cada vez más enferma y aislada, Rosemary comienza a sospechar que los Castavet y sus amistades no son lo que parecen…

Mis impresiones

Ante todo dejar muy claro que no estamos frente a un libro de terror de los que leemos ahora, tenemos que leer el libro teniendo en cuenta el momento en el cual fue escrito y luego pensar qué terror se escribía en ese momento, una vez dicho esto... vamos a la reseña del libro.

La semilla del diablo es un libro no muy largo, alrededor de 300 páginas. Es una novela que se lee muy rápido, en un par de días la tenemos ventilada con total seguridad, su lenguaje es llano, directo y encontramos muchos diálogos que lo hacen aún más rápido de leer.
Las descripciones no son muy largas y todo en el estilo del escritor nos engancha a sus páginas, es un libro entretenido, inquietante y casi de misterio, mucho más que terrorífico.
Es un libro bastante predecible, aunque quizá es debido a la influencia de la peli, como os decía poco me ha llegado a sorprender, pero si intento imaginármelo todo con ojos vírgenes, sin influencias... creo que habría acertado todo el argumento en un momento.

Lo más interesante de todo es la leyenda negra que envuelve la Casa Bramford y la atmósfera que el autor ha sabido crear, todo nos resulta bastante asfixiante, como poco a poco van rodeando a Rosemary, conduciéndola hacia donde les interesa y enredando con explicaciones poco convincentes.

Y esto nos lleva a lo peor de la novela: la figura de Rosemary, la verdad es que no soporto a las mujeres así, ni en la vida real ni en las novelas. Representa a una mujer excesivamente ingenua, llana y para decirlo directamente: es tonta e incapaz de juntar todos los detalles para ver de que va todo, es demasiado fácil de engañar, es como una niña de 6 años y fuf, a veces dan ganas de pegarle un empujón y decirle: ¡Reacciona de una vez! ¡Deja de mirar muebles y ponte las pilas! fuf, la verdad es que da rabia la forma en que se la presenta el autor, es realmente la víctima perfecta porque no se entera de nada. Pero no es el único personaje descrito a partir de los tópicos, nos encontramos también con Guy, el actor que no consigue triunfar, el hombre que sólo piensa en si mismo sin importarle su mujer, capaz de sacrificar lo que sea para conseguir sus propósitos...
La verdad es que esta caracterización de los personajes es lo que más me ha disgustado de todo, pero he tenido que tragarlo para poder seguir adelante.

En general es una novela que vista desde mis ojos y desde este momento, me parece ingenua, sutil y casi infantil, las escenas más escabrosas ni siquiera se describen, se recurre al sueño y a las drogas para no tener que narrar la violencia de lo que ocurre y claro, a día de hoy se ve hasta extraño.
No es una novela de terror ni de violencia, vamos que es apta para todos los públicos, ni siquiera las personas más sensibles van a tener reparos para leerla.
A pesar de esto, es entretenida y como es tan fácil de leer, tampoco nos ocupará mucho tiempo, pero nunca se convertirá en una novela imprescindible, para mí sólo tiene el encanto de que me recuerda cuando vi la película de joven, al ser de esas que guardas en tu memoria con cariño me ha gustado poder leerla, pero eso no quita que encontremos poca tensión y que se desarrolla con bastante lentitud, es un terror psicológico muy flojo y demasiado sutil.                                                      

La historia termina de una manera bastante extraña, aunque después de conocer a Rosemary tampoco me sorprendió en exceso... y claro, luego hay una segunda parte, El hijo de Rosemary que ya os digo que voy a criticar muchísimo.

Finalmente deciros que hay un aspecto que me sorprendió, son un par de comentarios sobre la homosexualidad y los negros que vistos desde 2016 nos parecen extraños, pero si nos volvemos a situar en el contexto donde se desarrolla el libro los podemos entender perfectamente, no son comentarios de gran importancia, pero sí son extraños.

En definitiva, deciros que si buscáis un buen libro de terror, no es el que os recomendaría, es un libro para pasar el rato, con el encanto de lo vintage pero sin pretenciones y sin mucho que aportar al terror de nuestros días.

La película

La película basada en La semilla del diablo es una de las más conocidas del terror clásico, fue adaptada por Roman Polanski en 1968 e interpretada por John Cassavetes y Mia Farrow.

Aquí os dejo el trailer de la película, aunque casi seguro que la habréis visto, ¿no?

1 de julio de 2016

La casa infernal - Richard Matheson

Buenas!!!

Vuelvo otra vez con un libro de Richard Matheson, ya en el pasado escribí la reseña de Soy Leyenda, libro que me gustó mucho (a diferencia de la película) y por ello, decidí buscar más libros del autor estadounidense, ya sólo me queda leer prontito El hombre menguante...

Con La casa infernal dejamos un poco de lado los vampiros y el gore y nos adentramos en las casas terroríficas, género que debo decir que también me hace disfrutar mucho, aunque elija a veces mal como me sucedió con La casa en el confín de la tierra.


La casa infernal es un libro que escribió en 1971, un poco en la línea The Haunting of Hill House (1959) de la también estadounidense Shirley Jackson, libro que planeo leer en breve, aunque luego igual tardo un siglo en escribir la reseña.

La novela fue llevada al cine con un guión escrito por el mismo Matheson y se llamó La leyenda de la casa del infierno (1973).

¿De qué trata?

En el libro se nos cuenta lo que ocurrió a cuatro personas cuando entraron en la Casa Belasco, éstas fueron contratadas por un millonario al borde de la muerte que les pidió que investigaran sobre la existencia de la vida después de la muerte. Estas cuatro personas eran un físico, su mujer y dos médiums: un médium físico y una médium mental.
Durante el tiempo que permanecen en su interior, su cordura se verá afectada por lo que viven o creen vivir.

Mis impresiones

La portada está bien, es llamativa pero no creo que haga mucha justicia al contenido del libro, en fin, ya se sabe que muchas veces se busca llamar nuestra atención sea como sea...

Una buena estrategia del autor fue contarnos la segunda expedición dentro de la casa, en la primera que fue en 1940 entraron cinco personas, de las cuales sólo sobrevivió una de ellas, ese hombre está ahora en la segunda expedición y eso hace que pueda ir contando cosas que ocurrieron en la primera, comparando unas situaciones con otras y sacando conclusiones de lo que puede estar ocurriendo, es una buena manera de informarnos por boca de un personaje.

 En esta expedición a la Casa Belasco, entra cuatro personas: Lionel Barrett, un físico ambicioso que quiere probar una máquina suya y que necesita el dinero que le ofrece el millonario, junto a él encontramos a su mujer: Edith. De su relación iremos dándonos cuenta a medida que avance la novela, aunque lo que sea que controle la casa se da cuenta desde el primer momento, sobretodo de la insatisfacción de la mujer, que usa en su favor. También la personalidad de las otras dos personas se irá rebelando a medida que vayamos leyendo, por un lado tenemos a Florence Tanner, una médium mental que creerá entender a la casa y actuar de manera correcta para liberar al espíritu atrapado, pero que quizá sea manipulada desde el primer momento, finalmente encontramos a Benjamin Franklin Fischer, la persona que sobrevivió a la primera expedición aunque no sepamos como lo hizo hasta el final, es un médium físico. Las cuatro personas que entran son muy diferentes entre sí, como también los intereses que les mueven, su personalidad está bien definida y actúan conforme a ella, les llegamos a entender y aunque veamos cómo se equivocan, sabemos que por su naturaleza tienen que actuar como lo hacen. Al tratarse de cuatro personas, se produce una lucha para explicar la naturaleza de lo que está ocurriendo, por un lado el físico y su mujer se decantan por una explicación científica y los otros dos por una explicación sobrenatural, eso hará que desconfíen de lo que hacen los demás, siempre pensando que son víctimas de un engaño para defender su posición.

A medida que los cuatro entran en contacto con la/s presencia/s de la casa o lo que sea que produzca los fenómenos, sus debilidades serán expuestas para después ser usadas en su contra, Lionel es una persona arrogante que no escucha y sólo considera como verdadera su propia opinión, su mujer es alguien que tiene que convivir con el carácter de su marido y con sus propias insatisfacciones, los médiums en cambio, son personas muy diferentes, Florence sólo quiere liberar a la casa del mal, dejándose engañar por lo que ella misma considera que ocurrió en el pasado y Fischer pretende actuar de la misma manera que la vez anterior, sin enfrentamientos y con la mera observación. La casa o la entidad que la gobierna si es que existe, rápidamente se da cuenta de sus fallos y sus deseos y jugará con sus creencias haciéndoles dudar de todo lo que ocurre y a nosotros con ellos, ya que nosotros vivimos con los protagonistas y no sabemos si lo que ocurre es fruto de su imaginación, de una paranoia colectiva o en cambio, los fenómenos son reales... ¿puede ser que Florence sea una persona tan sensible que canalice la energía residual o realmente es una manifestación de la casa? Tenemos muchas teorías para explicar lo que está ocurriendo, pero Matheson juega al despiste y no es hasta el final que conocemos la verdad.

Hell House (título original) es una novela escrita con un lenguaje sencillo, se lee de forma fácil y podemos disfrutar de la atmósfera tan bien creada por su autor, sentimos la opresión que rodea a los protagonistas y sentimos que tenemos que actuar con rapidez antes de que sea tarde. El autor juega con nosotros de la misma manera que la casa juega con los cuatro visitantes, dudamos de lo que leemos y lo que ocurre en realidad y eso nos lleva a vivir un poco lo que ellos vivieron.

No es una novela con la que pasaremos miedo pero sí que puede llenarnos de angustia y sumergirnos en su atmósfera, no es la típica novela de casa encantada, fantasma y cadenas, pero tiene su gracia y su encanto como novela de terror gótico y psicológico. Se alternan momentos de calma tensa, de esos en los que sabes que te están dando un respiro para volver de nuevo a la acción, con momentos de manifestaciones terroríficas, por ello, su ritmo va aumentando a medida que transcurre el libro, mezclando tensión con detalladas descripciones que lo hacen todo muy visual.

Deciros para finalizar, que es una novela que me ha gustado, aunque no he notado ni una pizquita de terror, más bien de claustrofobia y tensión, pero es entretenida, fácil de leer e interesante.

Respecto a la película, la vi hace años y aunque ahora sus efectos especiales se vean desfasados, es una película que volveré a ver, está claro! Os dejo un pedacito por si os motiva y la veis conmigo: